Lujo para unos pocos

Lujo para unos pocos

“Si lo pensamos bien, el consumo de bienes posicionales sólo engorda al ego. Este tipo de consumo alimenta aspectos psicológicos que no tienen por qué estar relacionados con necesidades reales e indispensables. Tener el mejor coche del mundo no es necesario para ser feliz, ni tener diez armarios llenos de ropa o una casa de veinte dormitorios o veinte casas.

Hay que apostar por bienes de consumo universalizables, como reza Adela Cortina. El consumismo se engendra en el consumo de bienes no imprescindibles. Existe una gran atadura emocional hacia ellos. Una gran mayoría de personas, sin sospecharlos, se “autorrealizan” y “posicionan” socialmente a través de estilos de consumo materialistas, que en definitiva son estilos de vida. Gastar, poseer, consumir, aparentar, compensarse…

La humanidad entera podría vivir consumiendo bienes básico-medios pero no habría suficientes recursos para que todos viviéramos con bienes de lujo.”

 

¿Te gustaría conocer los hecodibujos educativos de donde nacieron nuestros hecoposts y aprender más con nuestros hecoensayos? Entra en Hecomapas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + cinco =