Pueblos indígenas

Pueblos indígenas

“Había una vez una aldea donde los niños encaramados a los árboles salían a jugar por las mañanas y al atardecer acompañaban a sus padres a cazar. Considerando a los animales sus hermanos sólo tomaban de la naturaleza lo justo para alimentar al pueblo. Las mujeres salían a recolectar por el bosque ricas frutas y raíces. Y eran las encargadas de remendar sus variopintas casas de ramas y hojas. De vez en cuando, se juntaban todos a fabricar curiosos utensilios de tierra y madera mientras cantaban. Allí todo se decidía por consenso. Y todo se compartía. Por las noches, los más mayores, los abuelos, contaban historias a los niños, al son del crepitar del fuego. La gran mujer medicina del pueblo conocía muy bien los usos de las plantas, las épocas de lluvias y sequía y cuando debían de cambiar de sitio para vivir. Las épocas de privación se entendían como parte del proceso de la vida, no como algo contra lo que hubiera que luchar con un mayor control sobre el medio natural. Y cogidos de la mano de la madre naturaleza, crecían y aprendían sobre lo intemporal de la vida y sobre la esencia del espíritu.

¡Hasta que llegaron los madereros, los ganaderos, los plantaciones intensivas, las mineras, el petróleo y la gran presa!

El resto de la historia os la puede contar Survival Internacional.”

 

¿Te gustaría conocer los hecodibujos educativos de donde nacieron nuestros hecoposts y aprender más con nuestros hecoensayos? Entra en Hecomapas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 1 =