Según mis posibilidades

Según mis posibilidades

“Cuando empezamos la cruzada de cambiar el mundo, de practicar el Consumo Consciente, a veces nos desmoraliza el topar con nuestros propios límites de tiempo, espacio, poder adquisitivo y conocimiento.

El conocimiento se puede ampliar pero el espacio, el tiempo y poder adquisitivo son los que son muchas veces. Por esa razón el Consumo Consciente no es un algo impositivo, ni una especie de catecismo obligatorio de buenas acciones. Es algo particular que se fragua en connivencia con las circunstancias personales de cada uno. Cada cual pone sus plazos en la acción. No existe un único Consumo Consciente sino muchos, tantos como tantas personas hay.

El Consumo Consciente es un estilo de vida que siempre va en función de las posibilidades personales de acción de cada uno. Y ahí es donde cada cuál, en su más recóndita intimidad, sabe hasta dónde puede llegar.”

 

¿Te gustaría conocer los hecodibujos educativos de donde nacieron nuestros hecoposts y aprender más con nuestros hecoensayos? Entra en Hecomapas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + dos =